¡Tengo un diagnóstico de endometriosis! ¿Que ahora?

by | May 26, 2021 | Endo Vida, Uncategorized

He estado en tu lugar y saber que tienes endometriosis puede ser un alivio, pero al mismo tiempo abrumador. Quiero darte algunos consejos que desearía haber sabido después de mi diagnóstico antes de comenzar mi viaje de curación. Espero que mi experiencia te sirva.

Recuerdo claramente la sensación de alivio después de que salí de mi primera cirugía de laparoscopia cuando finalmente escuché a mi médico decir que habían encontrado Endometriosis severa. Finalmente, escuchar mi diagnóstico y días después ver todo el daño con las imágenes de la laparoscopia ¡me hizo sentir que había volteado la página! Mi dolor de muchos años fue validado y pensé que me iba a curar porque ahora sabían lo que tenía; Esta era la luz al final de un túnel horrible y doloroso. El problema fue que tan pronto como obtuve el diagnóstico, fui directamente a Google para tratar de “informarme” sobre esta enfermedad y las formas en que podría ayudar para curarme más rápido. La verdad es que el viaje de sanación fue tan difícil como el viaje de la enfermedad en el que ya había estado. Tenía tantas opciones e información frente a mí que me estaba causando más ansiedad y frustración al pensar en cómo mi vida iba a ser. Años más tarde supe que esta respuesta era muy normal para muchas de nosotras y, sin embargo, me sentía muy sola en ese momento.

Aprender a lidiar con un diagnóstico de endometriosis es difícil además de ser una curva de aprendizaje, pero hay pasos que puedes seguir para hacerlo más fácil. No soy médico, ni esto debe tomarse como un consejo médico, pero soy una guerrera de endometriosis que tuvo que pasar por un camino difícil y por el sistema de salud como tú, para finalmente encontrar respuestas a lo que me estaba pasando después de dos décadas de dolor. Tuve que empezar de cero para aprender a amar mi cuerpo a pesar de todo el dolor que me causó, pero hoy estoy más saludable y feliz gracias a mi viaje de sanación. Quiero ayudarte a recuperar el amor propio y tener un viaje de mejoría más suave en general.

Quiero comenzar diciendo que NO todos los viajes de sanación son iguales, pero espero que el mío pueda inspirar el tuyo y pueda ser una herramienta en tu viaje de sanación.

Cosas que se deben evitar después de un diagnóstico de endometriosis:

Tener un diagnóstico de endometriosis no significa que te vas a curar o que comenzaras a sentirte mejor de inmediato. Pensé que finalmente me iba a sentir mejor y tendría una solución para mi dolor con solo saber lo que tenía, pero estaba lejos de la realidad. Cuando me diagnosticaron en 2018, había tenido dolor durante 16 años en ese momento mi endometriosis estaba en una etapa avanzada. Tener paciencia cuando tienes dolor y saber ya la razón es más difícil que no saberlo en absoluto. La paciencia aquí es la clave, mejorará, pero tienes que saber que tu cuerpo tardará en sanar y no sucederá de la noche a la mañana.

A medida que aprendí sobre la endometriosis y mis decisiones de vida, comencé a sentirme avergonzada y de alguna manera responsable por mi enfermedad. Lo primero que debes evitar es sentirte avergonzada o responsable por tus decisiones anteriores, si aprendes mejor, lo harás mejor pero lo que sucedió en el pasado es en el pasado y tu enfermedad no fue causada por ninguna de esas decisiones anteriores.

Es importante estar informada sobre la endometriosis y es normal sumergirse en Google tan pronto como averigües el nombre de tu enfermedad, pero ten cuidado. Existe tanta desinformación sobre esta enfermedad, desde cómo se origina hasta cómo tratarla, que se vuelve extremadamente abrumador. La primera semana después de mi diagnóstico, no solo tenía un cuaderno lleno de notas, sino también una torre de libros de la biblioteca en mi mesita de noche sobre la endometriosis.

Pasé horas en Internet buscando cambios drásticos en el estilo de vida que pudieran ayudar con mi dolor, compré muchos suplementos y vitaminas, y aprendí sobre las opciones de cirugía, eliminación de alimentos, dietas, infertilidad, tratamientos hormonales, alternativas holísticas y complicaciones.

Todo esto me llevó a un lugar de mucho conocimiento, pero muy un lugar donde las ansias prevalecía. Era como si la endometriosis quisiera quitarme todo lo que disfrutaba de la vida y quería convertirme en una persona completamente diferente. Me puse extremadamente ansiosa y me hundí en una pila de información sin saber por dónde empezar. Entré en un modo de depresión y pánico pensando en todos los giros equivocados que todos los tratamientos podrían llevarme. Todo lo que estaba investigando tenía un efecto secundario y no estaba segura de cuál elegir para mí. Mi consejo aquí es que te informes, pero no tomes decisiones duras hasta que primero te mires profundamente a ti misma. No pierdas la esperanza, sé que es difícil no perderla, pero te prometo que si haces todo el trabajo interior de mirar profundamente en quién eres, tu estilo de vida y lo que quieres en tu futuro, encontrarás el camino correcto para aprovechar una montaña de oportunidades, una que se adapta solo a ti. Entrar en pánico y tomar decisiones duras durante este tiempo no te dará el mejor resultado, más bien relájate y analiza tus opciones.

Cosas para incorporar después de un diagnóstico de endometriosis:

¡Lo más importante que debes incorporar durante todo este viaje de sanación es A TI MISMA!

Nadie te conoce mejor que tú y es imprescindible considerar cómo cualquiera de los tratamientos estándar afectará el resto de tu vida. Lo que funciona para una persona no es lo mismo que funcionará para ti, por lo que es importante conocer realmente tu cuerpo y lo que tu deseas. Recuerda que la curación no se trata de una parte del cuerpo como lo trata la medicina occidental, sino de una combinación de tu entorno, tus emociones y todo lo que está a tu alrededor o dentro de ti. Si vas a decidir sobre un tratamiento específico sobre cómo curar tu cuerpo, ¿por qué no considerar todos los aspectos de tu vida en ese viaje de curación?

Cuando consideré todos los tratamientos y opciones que tenía, tomé en consideración tantos aspectos de mí misma, como mi estilo de vida y el futuro que me veía tener, que realmente creo que esto marcó la diferencia para tener un resultado exitoso.

Recomendaciones después de un diagnóstico de endometriosis

La endometriosis es una enfermedad crónica y no tiene cura, pero no significa que vivirás con dolor para siempre. Es muy importante comprender que aún puedes lograr una gran calidad de vida y vivir una vida feliz. Esta enfermedad puede estar presente en tu vida, pero no es toda tu vida. Habrá tantos momentos increíbles en los que no sentirás dolor y disfrutarás de la vida que esos momentos son en los que debes concentrarte. ¡La endometriosis no es una sentencia de muerte, créeme! Incluso aunque hay veces se sienta así especialmente cuando tienes dolor.

Después de conocer la enfermedad y los tratamientos, es importante planificar antes de tomar decisiones drásticas. Esto es importante porque te permitirá establecer metas y tener una ruta para alcanzarlas. Los pequeños pasos se suman a los grandes cambios, así que recuerda ser paciente contigo misma. Algo que me vi obligada a hacer pero que ahora estoy agradecida es tomarme un tiempo y examinarme detenidamente a mí misma y a lo que quería antes de aceptar cualquier tratamiento. No te metas en algo solo porque tu médico te lo indique, es difícil, pero esto es crucial. Recuerdo que mi primer ginecólogo me dijo que quedara embarazada para sentirme mejor y no solo era una señal de alerta, sino que no estaba en mis planes en ese momento, por lo que es importante tener claras tus prioridades antes de comprometerte con un cambio de vida o tratamiento.

Las razones para empezar cualquier tratamiento son muy diferentes para todas nosotras, desde ser madre, hasta terminar la carrera, pero es importante dejar todos los prejuicios y vergüenzas que nos pone la sociedad y mirar realmente hacia adentro y evaluar las razones del por qué. desea un tratamiento específico sobre otro, esto determinará qué tratamiento seguir. Todas somos diferentes, nuestras vidas son diferentes, nuestros objetivos son diferentes, nuestras emociones son diferentes, por lo que no podemos esperar aplicar los mismos tratamientos curativos a todas nosotras.

Al igual que las razones que mencioné antes, otra autoevaluación que es importante hacer es evaluar dónde te encuentras en la vida. Considera el tipo de trabajo que tienes, tus patrones de sueño, patrones de alimentación, salud mental, apoyo familiar, qué recursos económicos tiene, qué tiempo libre puedes dedicar al tiempo de inactividad si es necesario, recursos de atención médica, etc. Poner todas las cartas sobre la mesa determinará por dónde empezar y qué tratamientos son mejores para ti en ese momento.

Quiero darte una pequeña idea de dónde estaba mi vida cuando recibí mi diagnóstico. Estaba terminando mi especialidad en arquitectura, apenas dormía, trabajaba tiempo completo y comía de carrera; No era una buena idea someterme a una cirugía de inmediato y, aunque tenía mucho dolor, me autoevaluaba antes de hacer cualquier cosa. Sabía que no me iba a tomar tiempo fuera de la escuela sabiendo que estaba tan cerca de graduarme, el sistema de salud me puso en una lista de espera para mi cirugía, estaba muy enferma y con dolor, pero sabía que tenía que empezar con pasos muy pequeños para que cuando llegara la fecha de mi cirugía, mi cuerpo y mi mente pudieran estar en la mejor forma posible para una recuperación más rápida. A la hora de elegir qué opciones de tratamiento o cambios de vida implementar, pon las cartas sobre la mesa e implementa las que sean adecuadas para la temporada en la que te encuentras, cambiarán y te adaptarás, pero siempre es fundamental autoevaluarse.

En ese momento de mi vida, me di cuenta de que necesitaba más tiempo para dormir, que necesitaba comer más sano y más conscientemente no comer en el carro y de prisa, sabía que necesitaba mover más mi cuerpo, que tenía que reducir mis niveles de estrés, y que tenía que comenzar con algún tratamiento para detener mi anemia que estaba sucediendo por mi sangrado excesivo. La mayoría de estos eran pequeños cambios diarios, muy consciente, y después de unos meses decidí sumergirme en un tratamiento holístico que era lo que creía que era lo mejor para mí para esa temporada.

El truco aquí para comenzar tu viaje de sanación es comprender dónde te encuentras en tu vida, tu motivación, tu capacidad y comprender que este es un viaje, por lo tanto, tiene etapas que cambian constantemente. Así como tu vida cambia, tus prioridades van a cambiar. Cualquier temporada en la que estés va a cambiar porque es un viaje y así no mas te mudaras a una nueva etapa en tu vida con nuevas desafíos.

Algo que realmente me ayudó fue entender que nuestro viaje de sanación no necesariamente tiene un destino. ¿Por qué fue esto importante? Bueno, porque el viaje de curación de endometriosis puede llevar meses o incluso años y es importante no apresurarse con soluciones fáciles; sólo dale tiempo a tu cuerpo para sanar. Sentirte avergonzada de dónde te encuentras en este viaje no te llevará a ninguna parte, así que simplemente embarca en el viaje sin vergüenza del lugar en el que te encuentres. Comprender que es un viaje, también te permitirá cambiar y transformarte de acuerdo con tus necesidades, créeme, probarás muchos tratamientos, rumbos, y al final de todo cambiarás como persona, pero todo es parte de la curación. Nuestro viaje está lleno de altibajos, pero el objetivo final, si lo hay, es disfrutar del proceso mientras tenemos días más felices y sin dolor.

Mi última recomendación aquí es hablar sobre tu enfermedad y tu experiencia con personas en las que confías. No tiene por qué ser un viaje solitario, especialmente cuando hay grupos de personas que entienden por lo que estás pasando. Incluso hay grupos locales de endometriosis que te ayudarán a navegar el sistema de salud en tu área y te iluminarán con sus experiencias con los médicos locales. Los grupos de Facebook son excelentes para formar esas conexiones y los recomiendo encarecidamente.

¡Aboga por ti misma!

Esto es lo más importante que se debe hacer después de un diagnóstico de endometriosis y es lo más difícil. Requiere mucho coraje y amor propio, pero esto podría ser lo que dicte tu calidad de vida en el futuro. Es imprescindible encontrar un equipo de médicos que respete tu punto de vista, motivación, etapa de la vida y valores.

Al comienzo de mi viaje de sanación, estaba destrozada y no tenía el coraje de defenderme por mí misma, esto cambió después, pero es posible que tú te encuentres en esa etapa en este momento. Mi esposo estaba presente en las citas y para darme tranquilidad cuando necesitaba apoyo adicional. Si puedes, busca a alguien en quien puedas confiar y lleva a esa persona contigo para que puedas sentirte más cómoda te de más seguridad al momento de hablar con un profesional sobre lo que quieres para ti.

Debido a que existen diferentes tratamientos a seguir, es importante encontrar un médico especializado para ese tratamiento específico que estás buscando. El ginecólogo que descubrió mi endometriosis no fue el mismo que realizó mi segunda laparoscopia y eso está totalmente bien. Él era el ginecólogo que necesitaba para esa etapa de mi vida, pero una vez que tuve un diagnóstico de endometriosis, investigué y encontré a alguien que se especializaba en endometriosis intestinal y tuve que hablar con él y explicarle por qué quería que me transfiriera al otro especialista. Si no te sientes cómoda con la experiencia o el tratamiento que te recomienda un médico, no temas en buscar opciones diferentes. Averigua sobre los profesionales en tu área y escoge los que consideres mejor para ti.

Hay otros profesionales, como los médicos holísticos, que también pueden ser una gran ayuda para incorporar en tu viaje de curación. Hice un tratamiento integral durante casi dos años después de mi diagnóstico de endometriosis y tuve una gran experiencia. Vi resultados y me sentía mucho mejor. En algún momento, incluso combiné el tratamiento hormonal con mi tratamiento holístico. Es importante consultar siempre con tu médico antes de comenzar cualquier cosa, en este caso mis dos médicos conocían mi curso de acción y lo que estaba tomando para mis hormonas y de manera integral y todo funcionó perfectamente. Sentí que estaba tratando a mi cuerpo como uno solo y mentalmente me permitió avanzar y sanar mucho mejor. Puedes crear tu equipo de profesionales para buscar la curación, pero todos deben respetar y comprender tus decisiones para que sea más eficaz. No comprometas quien eres y lo que quieres, porque crearás lo opuesto a la curación, durante este proceso tu verdadera identidad debe brillar para que los demás lo vean. Se clara en lo que quieres de este viaje. Invertir en un equipo en el que puedas confiar te dará la confianza que necesitas para llegar a un buen lugar en tu salud mental y física.

¡Ten paciencia y ámate a TI MISMA!

Este viaje de sanación nunca será lineal, habrá altibajos y es importante ser paciente contigo misma. Muchas veces dudarás de tus decisiones, cambiarás de opinión, te rendirás y luego volverás a cambiar de opinión … pero todo es parte de la curación. Habrá personas en tu vida que no entenderán por lo que estás pasando y se irán de tu lado, pero también habrá personas que te amarán y se quedarán contigo hasta el final.

Nada de este viaje de sanación será perfecto, pero al final todo tendrá sentido. A veces te sentirás agotada, agotada de solo intentarlo, y otros días sentirás que todos los pequeños cambios que estás haciendo te están llevando a una versión más saludable de ti misma y, con suerte, con menos dolor. No seas tan dura contigo misma, la vida se trata de aprender e intentarlo repetidamente. Trata este viaje de sanación como una aventura y no habrá lugar para prejuicios.

Juzgarte a ti misma no te llevará a ningún lado, ni por las decisiones pasadas ni por las futuras, de lo contrario enfócate en las posibilidades de una versión más saludable y sin dolor de ti misma. Date crédito por esta nueva aventura que estás explorando porque tu viaje de sanación es único y absolutamente nadie más que tú sabrá cómo navegarlo. Por último, ámate tanto a ti misma que no importen los días malos y puedas seguir amándote por llegar hasta ese punto. Recuerda, el amor lo cura todo.

A continuación

Sobre Mi

¡Bienvenida! Soy Ana. Fundé Endo Cultura porque quiero brindarles a las mujeres que sufren de endo un lugar donde puedan encontrar herramientas, información y consejos sobre cómo prosperar con esta enfermedad crónica.

Your Title Goes Here

Conéctate

EasyMensies

Es una marca consciente que creé como resultado de mi experiencia con la endometriosis. Es para pacientes con endometriosis y dolor pélvico crónico. Con mi experiencia en el manejo del dolor crónico durante más de dos décadas, aprendí sobre alternativas holísticas que ayudan mucho. Mi propósito es ayudar a otras personas a aliviar parte del dolor experimentado durante su ciclo menstrual de una manera más natural y cómoda.

Your Title Goes Here

Close Bitnami banner
Bitnami